Por Jorge Abraham Olmos Ramírez  

Así enfatizaba, el valor patrimonial de las actas del archivo municipal de Antofagasta; el ex alcalde, ex regidor, ex diputado, profesor e historiador, Floreal Recabarren Rojas;  quien junto a un grupo de profesionales interdisciplinario, gestó el proyecto: “Puesta en valor de las actas del archivo municipal  de Antofagasta”. Iniciativa que puede conocer en archivohistoricoantofagasta.cl

Efectivamente, al consultar este tipo de documentos, uno descubre las alegrías y penurias, los aciertos y errores, el desarrollo de la vida civil, la evolución sociocultural y el crecimiento económico de una ciudad. Así,  en una fuente de primera mano, se «viaja» al pasado de la «Perla del Norte.        

Como oferta de un exquisito menú de historia y anécdotas, expondremos 2 citas fundamentales de las actas de la Junta Municipal de Antofagasta:

Sesión de instalación de la primera municipalidad chilena. 16 de Febrero de 1879.  Hora 5 P.M.

«Reunidos el Sr. Gobernador del Departamento i los ciudadanos Antonino Toro, Regino Meza, Nicanor Correa, José Tomás Peña, Víctor Pretot Freire y Benito Sala, se dio lectura a nota del Gobernador por la cual lo autorizaba para convocar a la Municipalidad que debía funcionar provisoriamente desde esta fecha debiendo constar ésta de los cinco miembros que según la ley vigente antes del 14 de Febrero de 1879, ejercieran este cargo en el corriente año, i de los elegidos con el mismo fin en Diciembre de 1878. Expuesto de este modo por el Sr. Toro el objeto de la convocatoria, dejó el lugar de la presidencia que ocupó hasta ese momento, expresando que correspondía ocuparlo, al Sr. Gobernador, ante quien prestarían el juramento de ley los miembros de la Corporación» (Municipalidad)

«Presidencia del Sr. Zenteno».

«Ocupando la presidencia el Sr. Gobernador del Departamento, Don Nicanor Zenteno, hizo presente que encontrándose con poderes del Supremo Gobierno (…) se acordó que la actual municipalidad se compusiera de los miembros presentes y de los ausentes Srs. Hernán Puelma y Julián G. Alegre y de los suplementes (…)  – Antonino Toro pide se aplique el reglamento de sala vigente para funcionar, argumenta que debe ser así porque: (…) está basado en la vida propia y autonomía que debe tener esta Corporación en las actuales circunstancias». (Se refiere a la transición de la vida antofagastina que operaba bajo las leyes bolivianas y  ahora debía adaptarse a las  chilenas)

Respecto al contexto de crisis en las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Bolivia y Chile, sobre demandar gravámenes a los chilenos, aún cuando ellos estaban legalmente exentos, por el tratado de 1874.  Tal tensión, incidió en Antofagasta y muy probablemente, ese clima social fue la causa de que no existan registros de actas de sesiones municipales, entre el dos de Enero de 1879 y el 16 de Febrero del mismo año.

Sesión de instalación de la primera municipalidad boliviana. 25 de Enero de 1872.

«En el puerto de Antofagasta (…) previa invitación del Sr. Subprefecto del Departamento, Doctor Manuel Buitrago, se reunieron los vecinos de este pueblo, en número de 150 (…) habiéndoles manifestado (…) el Subprefecto que el objeto de la reunión era que en vista de los muchos desordenes y crímenes cometidos (…) y no teniendo el Intendente de policía la fuerza suficiente para guardar el orden (…), pedía a los vecinos le propusiesen las medidas conducentes a objeto de evitarlos desde ahora». – Se refiere a evitar existencia de crímenes en Antofagasta-

«En consecuencia y con aprobación del Subprefecto, se procedió a nombrar un Cuerpo de Agentes Municipales de nueve miembros, elegidos por aclamación, fueron los siguientes: Francisco Errázuriz, Eduardo Foster, Félix García Videla, Luis Lichtenstein, Emeterio Moreno, Salvador Reyes, Matías Rojas Delgado, Juan Vargas Cañas y Ernesto Wolckmar».

Según el primer Historiador de Antofagasta, Isaac Arce Ramírez: «A esta Corporación, manifestó el (…) el Subprefecto, el tener facultad de extenderles sus respectivos nombramientos, autorizándolos a imponer las contribuciones necesarias para mantener la policía, procurar el alumbrado público y hacer los gastos que exigiere el orden de este pueblo; igualmente los autoriza para que en circunstancias extraordinarias; y apreciando los hechos, nombre un Jurado, del cual formará parte el Intendente de Policía y el cual podrá enjuiciar y sentenciar reos y ejecutar sus fallos.

En seguida, se procedió a formar una Guardia de Orden y Seguridad de vecinos armados, la cual será regida por sí misma y cuyo jefe, en casos extraordinarios, obrará de acuerdo con los Agentes Municipales».

Respecto al actual «Día de Antofagasta», considerando los antecedentes jurídicos e históricos, podemos comprender que cuando se celebra cada 14 de Febrero, no se conmemora ni festeja el aniversario de la ciudad o su «cumpleaños», tampoco el poblamiento de fines del siglo XIX, porque el asentamiento se inició en 1866, con la llegada de Juan López.  – Que no era Chango, ese fue un sobrenombre, debido a su pericia para recorrer la costa-.  La fecha de aniversario de Antofagasta, corresponde al 22 de Octubre de 1868, según consta en documentación oficial de Bolivia, aceptada y reconocida por Chile, fue en esa fecha en que el Presidente Mariano Melgarejo, funda la ciudad, que antes era conocida como caleta «La Chimba» o «Peña Blanca.   

Por eso es que antofagastinas y antofagastinos celebraban en octubre el nacimiento de su ciudad, que dejaba de ser localidad, comenzando su desarrollo y vida cívica.  En tal periodo no existía municipalidad, por eso no hay un acta edilicia que podamos citar. Sin embargo, todos los historiadores concuerdan en la legitimidad  de la fundación oficial de Antofagasta, durante el periodo en que era parte del territorio soberano de Bolivia.  Solamente, a partir de 1948, el Alcalde, Juan de Dios Carmona Peralta, propuso la instauración del 14 de Febrero como día de la ciudad.   

Finalizando esta remembranza de los orígenes de Antofagasta, les invitamos a leer las actas en la web del proyecto y para comprender el contexto de época, consultar los libros: «Narraciones históricas de Antofagasta», de Isaac Arce Ramírez, disponible en  http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-9292.html y «Episodios de la vida regional», de  Juan Floreal Recabarren Rojas, publicado en http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-9294.html

Visual Portfolio, Posts & Image Gallery for WordPress

También te puede gustar:

error: Content is protected !!