Angélica Araya Arriagada, fotógrafa

Por: Jorge Olmos Ramírez
Fotografías: Angélica Araya Arriagada

Su pasión son las artes visuales y la fotografía, algo que lleva en la sangre desde niña. El lente de Angélica Araya Arriagada siempre tiene algo con qué sorprender, siendo un referente en toda la zona norte gracias a su propuesta artística y patrimonial.

¿Qué generó tu interés por el Arte?

Despertó en la localidad cordillerana de Potrerillos. Mi abuelo materno fue fotorreportero del diario “Andino” y en la revista “VEA”. Mi madre es dibujante técnica, especialista en proyecciones y gráfica. La destreza y pasión por sus oficios, junto al paisaje montañoso, me cautivaron. En mi época escolar, tuve maestros que me incentivaron a descubrir mi pasión.

En mi Licenciatura en Artes, descubrí soportes y formas de expresión; en el post grado de fotografía, profundicé los procesos análogos y digitales, allí comenzó mi reflexión personal, sobre mi entorno, esa meditación es lo que configura mi trayectoria fotográfica.

¿Cuándo inicias tu gusto por la fotografía?

Desde muy pequeña, pues era cotidiano en mi familia. Mi abuelo Justino Arriagada Sepúlveda, tenía su estudio fotográfico: “Foto Arriagada”, se ubicaba en Potrerillos, donde nací y viví mi juventud. Él se encargaba de cubrir eventos sociales y los familiares. Nos involucraba, desde tomar una imagen hasta su revelado y nos incentivó desde la práctica.

Valoro el archivo fotográfico, por lo significativo de la colección familiar materna, ya que gracias a esa compilación configuré la vida de mis abuelos, de mi madre y mis tíos, a partir del “fruto” del oficio del abuelo. Esto, me resulta maravilloso.

Al terminar mi pregrado, definí especializarme en fotografía en la “Universidad de Chile”; y continuar gestando iniciativas artísticas culturales, propiciando puntos de encuentro y reflexión acerca de situaciones, usualmente no visibilizadas en nuestro país.

¿En palabras sencillas, cómo comprendes la etnografía?

Es un método que incorporé para acercarme a las comunidades. Me permite conectar con las personas y sus ambientes, situarme y desarrollar un trabajo de campo.

Inicié desde el ejercicio de observar, orientado por un especialista del área. Me ayudó a distinguir tiempos de búsqueda e interacción con las comunidades, a retratar y/o investigar, me otorgó la posibilidad de comprender mi entorno, desde otros parámetros y aplicarlo a mi labor plástica y artística.

¿Exprésanos, qué significa para ti “Fotoetnografía Placenta”?

Es una metáfora para mirar mi entorno. En mi desarrollo profesional, inicié un camino de desafíos y maduración. Identifiqué mi forma de trabajar, con el simbolismo inmerso en el contenedor de vida humana: “Placenta” en mi sentir, es un momento único y determinante de creatividad.

¿Y cuál es la importancia de la digitalización de las Actas Municipales del archivo municipal de Antofagasta?

Fue una de las hazañas más honorables, bellas y desafiantes que he realizado. Fue una propuesta del maestro, Juan Floreal Recabarren Rojas, quien me invitó a ser parte del equipo; donde asumí el proceso de digitalización. Partimos desde cero, tuvimos que implementar y adecuar el espacio, para instalar el taller en que fotografiamos las actas y luego, elaborar el archivo digital.

También determinar parámetros técnicos con normas de estándar nacional (Formatos de respaldos, de divulgación y libros virtuales.) Fue un proceso enriquecedor, que me permitió ampliar capacidades y consolidar una maravillosa amistad con “Floro”.

Señora Teresa. Azogue, comuna de Andacollo. Mujeres de Arcilla 2008.

Participas activamente de iniciativas en diferentes comunas de la Segunda Región. ¿Qué te estimula a trabajar con personas de distintas generaciones y territorios?

Mi accionar es principalmente en comunas aledañas a los núcleos urbanos, me interesa conocer esas realidades apartadas y desde ahí generar accesos. Me desempeño como artista visual y como gestora cultural, en cada ocasión busco resaltar las cualidades del territorio y a los creadores regionales, generalmente ignorados en las mallas curriculares educacionales, incentivando con ello la creatividad de cada participante desde su entorno.
Por más de ocho años, trabajo con niñas(os), jóvenes y adultos. Realicé talleres en todas las comunas de la región. Siento que es un incentivo para cimentar puentes de acceso artístico. Actualmente, trabajo en Taltal, articulando talleres fotográficos para menores y jóvenes, además de colaborar en iniciativas culturales.

¿Cuéntanos de tu participación en proyectos colectivos?

Tuve la maravillosa oportunidad de trabajar en diversos proyectos artísticos, patrimoniales, la mayoría en sectores rurales. En cada ejercicio voy ampliando mi umbral perceptivo, me maravillo al conocer y reconocerme en diferentes comunidades.

Mi labor independiente, me brinda la libertad de la flexibilidad tiempo-espacio. Algunos resultados son: “Mujeres de Arcilla”, “Macheros de Caleta San Pedro”, “Ventana Interior”, “Testigo Temporal”, “Hábitat Comunal”. A su vez, compartí con grandes maestros.

Retablo, ex Salitrera Pedro de Valdivia, 2018.

Colaboré en iniciativas culturales, colectivos fotográficos, agrupaciones de pintores. Aquello me hace aglutinar capacidades y elementos, para incentivar a los menores a observar y expresarse, por ello participé en distintas instancias: “Programa Delta UCN” y en “Balmaceda Arte Joven”. La ejecución de esos proyectos abre posibilidades, para coincidir y debatir con otros artistas plásticos, sobre un mismo territorio, lo que enriquece mis procesos creativos.

¿Cómo se adapta la labor artística en tiempos de pandemia y cuarentena?

Debido a la pandemia, el escenario incierto, me llevó a replantear fórmulas para seguir funcionando, incorporé diferentes herramientas, debido a que todas mis actividades presenciales se suspendieron, lo cual me demandó repensar el formato remoto.

Aproveché de mejorar los procesos asociados a la edición narrativa y formatos de publicación, indagando en la hechura de la editorial cartonera. Participé en exposiciones, charlas y ponencias virtuales: el “Salón de Mayo UCN”, “Encuentros fotográficos con el Tío Foto”. Además de mi labor artística en el “Proyecto Patrimonial Sloman”.

Lugares patrimoniales
Ventana Interior… Una mirada a La Compañía 2007.

Mano obrera
Ventana Interior… Una mirada a La Compañía 2007.

¿Cuáles son tus intereses actuales?

Darle continuidad al programa “Perla Nortina”, iniciativa de acceso y difusión de fotografía para recintos educacionales de la región y configurar un equipo de trabajo estable, para sostener la iniciativa.

Este 2021, tengo nuevas iniciativas que tienen relación con publicaciones, coordinación de eventos literarios y el desarrollo de artefactos artísticos.

En los últimos trabajos que hice relacionados con mi archivo fotográfico, busco dinamizar cada cuadro bidimensional en uno tridimensional. Este proceso decanta en un objeto artesanal escultórico, lo denomino “retablos”. En eso llevo tres años indagando con soportes y materiales para cada pieza.

Visual Portfolio, Posts & Image Gallery for WordPress

También te puede gustar:

error: Content is protected !!